sections

SOPA DE AJO O SOPA CASTELLANA



Sopa de ajo

La sopa de ajo o sopa castellana es una receta tradicional de invierno de origen humilde elaborada con ingredientes que suelen estar presentes en cualquier despensa: unos ajos, un poco de pan duro, huevos, pimentón… y poco más se necesita para preparar esta sopa tan económica y reconfortante. Una receta de sopa tradicional que sin duda evoca los sabores de los guisos de nuestras abuelas. Otra gran ventaja de la sopa castellana es que requiere muy poco tiempo de cocción.

La sopa de ajo se suele elaborar con agua y aunque así queda muy sabrosa, si utilizamos caldo de pollo casero o caldo de carne, conseguimos que el resultado mejore considerablemente, aunque esto no es imprescindible y lo dejo a vuestra elección. También podemos agregar chorizo y hasta un poco de panceta para conseguir un guiso tradicional aun mas contundente.

Si os gustan los platos de cuchara seguro que os gustan los guisos tradicionales de invierno. Si es asi no podeis perderos las lentejas con chorizo, las lentejas estofadas o las tradicionales patatas a la riojana, tres recetas fáciles, económicas y como estas sopas de ajo muy nutritivas.

INGREDIENTES PARA 4 RACIONES DE SOPA DE AJO

  • 10 rebanadas de pan del día anterior
  • 8 o 10 dientes de ajo
  • 4 huevos
  • 150g de jamón serrano en taquitos
  • 1500ml de caldo de pollo o carne
  • sal
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra

CÓMO HACER SOPA DE AJO

  1. Para comenzar a elaborar la sopa castellana fileteamos los ajos. No es necesario cortarlos muy finos, después los reservamos.
  2. A continuación cortamos el pan en cuadraditos y de nuevo reservamos.
  3. En una cazuela (para la sopa de ajo mejor si es de barro) ponemos el aceite y añadimos los ajos. Los cocinaremos a fuego medio hasta que estén dorados.
  4. En ese momento agregamos los taquitos de jamón y continuamos cocinando un par de minutos.
  5. Después añadimos el pan troceado y continuamos sofriendo hasta que el pan esté tostado. Recordar no dejar de remover para que el pan no se nos queme. 
  6. Por último agregaremos el pimentón, e inmediatamente añadiremos el caldo. Es importante agregar el caldo enseguida para que el pimentón no se queme, ya que si esto sucede amarga.
  7. Una vez que agreguemos el caldo a nuestra sopa de ajo cocinamos entre 10 y 15 minutos removiendo de vez en cuando.
  8. Transcurrido este tiempo apartamos la cazuela del fuego y agregamos los huevos. Con respecto a los huevos existen dos posibilidades: Dejarlos enteros o removerlos. Esto varía en función de cómo os guste comer la sopa de ajo. Si queréis los huevos enteros solo hay que ponerlos y tapara la olla para que cocinen con el calor residual. Por el contrario podéis removerlos una vez que los añadáis y dejar que cocinen tal cual.
  9. Una vez que los huevos estén cuajados(entre 5 y 7 minutos) probamos de sal, si es necesario rectificamos y dejamos reposar la sopa durante 5 o 10 minutos. Transcurrido este tiempo ya tenemos lista para servir una riquísima y sencilla sopa de ajo.